Cuando veo

Cuando veo en tallos las flores brotar

ofreciendo bello lienzo de luz y color,

conmovido por mágica áura sin par,

¡oh vida¡, todo en mí se torna en amor.

Y pienso: ¡qué lindo sería por tierra y mar

 contemplar belleza sin trinchera de horror¡,

y andar por caminos admirando al pasar,

caracolas y mirtos compartiendo esplendor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *